¿AÚN NO TIENES TU PROPIA PÁGINA WEB? ¡ESTÁS PERDIENDO UNA GRAN OPORTUNIDAD!

Al día de hoy, vivimos en un mundo casi completamente digital y el tener una página web propia nos abre una gran cantidad de oportunidades, si una empresa grande o pequeña no cuenta con ello, es como si no existiera. A continuación te explicamos un poco de qué trata y las ventajas que trae esta estrategia digital…

Pero… ¿Qué es una página web?

Una página web es básicamente una tarjeta de presentación digital de la empresa u organización. También es la manera de comunicar información, ideas, opiniones mediante textos, imágenes o videos o una combinación de éstas.

Todas las páginas web están guardadas en hostings o servidores (ordenadores alojados en Internet) que nos permiten acceder a estas páginas a cualquier hora del día y desde cualquier lugar con acceso a internet. Esto es aprovechado por todas las empresas u organizaciones, ya que permite a los clientes potenciales informarse sobre el producto o servicio que se ofrece, sin importar el horario en que estos quieran acceder.

¿Qué consigues al tener tu propia página web?

Cuando una empresa cuenta con su propia página web eleva su prestigio, a la vez que permite que los clientes aumenten su nivel de confianza en el producto o servicio que ofrece, además de permitir al cliente acceder a la empresa de manera virtual desde cualquier punto y a cualquier hora.

Ahora veremos algunas de las ventajas que te otorga el tener tu propia página web:

Prestigio y calidad: Una página web con un contenido llamativo y bien estructurado, le genera prestigio a cualquier empresa u organización. Tenemos que tomar en cuenta que muchos clientes no siempre compran por alguna necesidad, sino por calidad, gustos o preferencias.

Alcance mundial: Hoy en día una gran mayoría de la población mundial cuenta con acceso  a Internet, por lo que casi cualquier persona tiene la oportunidad de acceder a tu página web y enterarse de tus productos o servicios, noticias y promociones desde cualquier parte del mundo y a cualquier hora.

Tarjeta de presentación: A los clientes contemporáneos les gusta tener información previa sobre un producto o servicio antes de comprarlo o utilizarlo, y para acceder a ello, el mejor modo es usar el motor de búsqueda de Google. Si una empresa no cuenta con una página web, jamás aparecerá en los buscadores,  es por eso que contar con una página web representable, detallada y con una buena calidad, te garantiza contar con una buena representación.

Ventaja competitiva: Contar con una página te coloca por encima de tu competencia, ya que si la aprovechas al máximo puedes utilizarla de plataforma para que tus clientes siempre estén cerca y pendientes de ti.

Relación costo-beneficio: En comparación con otros medios publicitarios, la creación y mantenimiento de una página es relativamente económico. Además, de que no será una publicación temporal y podrás llegar a todos los públicos en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora del día.

Confiabilidad: Una empresa que tenga su propia página web da más confianza a los consumidores que una que no la tenga, debido a que las generaciones contemporáneas ven con mejores ojos a aquellas empresas que estén al corriente con las nuevas tecnologías y que ofrezcan un espacio en estos ambientes digitales.

¿Cómo afectó la pandemia a los negocios virtuales?

Durante el año 2020 hubo una gran necesidad de adquirir productos desde el hogar, es por esto que varias empresas que ya ofrecían este tipo de servicios de entrega por internet aprovecharon la situación para potenciar sus servicios y aumentaron sus ganancias.

Varias pequeñas y medianas empresas, al ver esto, no se quedaron atrás y vieron una oportunidad de crecimiento, creando sus propios sitios web y ofreciendo sus productos en dichos espacios.

 

Según estudios de compra-venta, se ha estimado que el comercio electrónico ha aumentado entre del 9% al 14% en este periodo y se estima que este porcentaje seguirá aumentando, debido a que varios primeros usuarios de este sistema vieron la comodidad de este tipo de servicios y es muy probable que lo sigan utilizando con más frecuencia en el futuro.

Como pudimos observar, contar con tu propia página web ayuda de muchas formas al establecimiento y crecimiento de tu negocio o empresa, tomando en cuenta que las nuevas generaciones ya están acostumbrados al uso constante de internet y los servicios que éste provee. Si aprovechas bien tu página web, conseguirás varios posibles consumidores sin tener que recurrir al marketing tradicional y podrás expandir tu negocio en menor tiempo y casi de forma gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.